La oración en el libro proverbios

El Señor aborrece las ofrendas de los malvados,
pero se complace en la oración de los justos.

Proverbios 15:8

Como hemos escuchado desde el principio de la serie de sermones sobre proverbios, el contexto general de este libro puede describirse como “la instrucción de vida de un padre a su hijo” y esto se deduce al ver la manera en la que empiezan los capítulos con el discurso de  “escucha hijo mío…”; y es en este contexto que el mayor consejo que le da el padre a su hijo es el del temor a Dios. En este podcast entenderemos que además de temer a Dios, hay una invitación mayor en el libro de proverbios que conecta a
ese “Padre” con el “Hijo” y es la Oración: La intimidad entre el Creador y su creación.

Dios se goza en la oración de los Justos y bien decía el salmista: deléitate en el Señor y él te concederá las peticiones de tu corazón. Si es la oración la oportunidad de deleite entre Dios y el hombre, y es tan necesaria como el aire que respiramos ¿Por qué nos cuesta tanto orar?.  Es paradójico que algo que produzca gozo y deleite cueste tanto.

El predicador expone en este podcast 2 causas que estorban para la oración y hace que ésta sea una carga y no un deleite:

1.)    Orgullo y soberbia: Se refleja en la manera en la que “calificamos”,
“COMPARAMOS”, “valoramos” y “vemos”  lo que tenemos y a quienes nos rodean. Cuando creemos que basta de nuestra autosuficiencia y no de la misericordia de Dios para vivir, es una señal manifiesta del orgullo; cuando la oración  que hacemos redunda en palabras como protegeME, susténtaME, AyudaME, daME, en lugar de protégeNOS, susténtaNOS, ayúdaNOS, daNOS, es una señal manifiesta de la soberbia. Y esto estorba en una relación íntima con Dios.

2.)   El pecado: bien lo dice Proverbios 28:13 “Quien encubre su pecado jamás prospera;  quien lo confiesa y lo deja, halla perdón.”. Paradójicamente cuando tenemos la oportunidad de estar en la presencia de Dios, en lugar de descubrir nuestro pecado y correr al trono de la gracia, caemos de nuevo en la oración soberbia: protegeME,
susténtaME, AyudaME, daME.

Finalmente, entendemos que oramos en el nombre de Jesús, porque por Él somos justificados, y presentados limpios delante de Dios: es por Gracia y no por obras; de no ser así, no tendríamos la oportunidad de entablar una conversación con Dios en la que tengamos deleite y gozo.

Recuerda visitar www.predicasdelredil.org y compartir con los tuyos en facebook/twitter este post.  http://wp.me/p1JIky-1a

 

Pobreza y riqueza en el libro de proverbios

“Sobre toda cosa guardada, Guarda tu corazón; Porque de él mana la vida” Proverbios 4:23

En los textos mencionados en este podcast, el predicador nos muestra el poder corruptor de la pobreza y de la riqueza,  explica que un corazón puede corromperse con y sin dinero, y sustenta que el mayor de los males es el amor al mismo, aclarando que no es el dinero como tal una enfermedad corruptora, pero el llegar a amarlo sí, por ello como dice proverbios: Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón; porque de él mana la vida.

En este episodio, se exponen las causas de la pobreza y de la riqueza según proverbios.

Causas de la pobreza: negligencia, pereza, afán, inmisericordia,  injusticia, ambición, no escuchar concejo.

Causas de la riqueza: diligencia, tener misericordia, dar de lo que Dios ha dado, administración sabia y responsable, ser Justo.

En resumen, el temor de Dios nos protege frente a la corrupción y el poder corruptor de la pobreza y de la riqueza; siempre y cuando entreguemos a la cobertura de Dios estas 4 cosas:

  1. No se trata de preguntarnos con qué “voy a comer”, o con qué
    “voy hacer realidad mi sueño”, sino con quien (Dios)
  2. No se trata de cuanto “necesito para hacer realidad mi sueño” o cuanto “es suficiente para ser feliz”,  sino de para qué (para el propósito de Dios).
  3. No se trata de lo que puedo hacer con lo que Dios me ha dado (talentos, bienes, riquezas, amigos) sino de lo que tengo que hacer (para cumplir su voluntad).
  4. No se trata de lo que a “mí me gusta”, sino de lo que le  gusta a Él.

Dios nos dará los recursos necesarios, las  riquezas que hagan falta a fin de hacer su voluntad, para cumplir su propósito,  y nos ordena hacerlo conforme a sus instrucciones y no a nuestro criterio.

En este vinculo encontrarás las dispositivas que se usaron para ilustrar el mensaje: Presentación Pobreza y Riqueza en Prov

“Pedimos a Dios que este mensaje ministre tu vida y puedas compartirlo con los tuyos, estás sólo a un clic  de hacerlo: visita http://predicasdelredil.org/?p=53   y compártelo en tu facebook, twitter reenvíalo por correo”

La sabiduría y la Justicia

No niegues un favor a quien te lo pida, si en tu mano está el otorgarlo. Nunca digas a tu prójimo: «Vuelve más tarde; te ayudaré mañana», si hoy tienes con qué ayudarlo. No urdas el mal contra tu prójimo, contra el que ha puesto en ti su confianza. No entres en pleito con nadie que no te haya hecho ningún daño. No envidies a los violentos, ni optes por andar en sus caminos. Porque el Señor aborrece al perverso, pero al íntegro le brinda su amistad.  Proverbios 3:27-32 NVI

Para quienes hemos leído proverbios, entendemos que en este libro no sólo se habla de llevar una vida buena o de apartarse del mal, sino de tener un trato justo, especialmente con los más necesitados, sin embargo en otras culturas como Egipto y la antigua Mesopotamia, encontramos libros y manuales de sabiduría con mensajes muy similares a los de proverbios, con la  diferencia  que proverbios no centra su mensaje en un manual paso a paso sobre cómo alcanzar el éxito, por el contrario nos invita al temor del Señor a fin de alcanzar sabiduría que es el verdadero tesoro que está mas allá de cualquier cosa que se pudiera desear.

Finalmente el predicador en este podcast nos invita a reflexionar sobre las decisiones que tomamos cada día, nuestra manera de hablar, actuar y percibir este mundo, evaluemos si se hace bajo el mensaje de proverbios: con el temor de Dios y no como se nos ha enseñado en nuestra cultura (paisa) “donde el vivo vive del bobo” y el “pez gordo se come al pequeño”.

La Sabiduría Financiera

7 »Sólo dos cosas te pido, Señor; no me las niegues antes de que muera:
8 Aleja de mí la falsedad y la mentira; no me des pobreza ni riquezas sino
sólo el pan de cada día.
9 Porque teniendo mucho, podría desconocerte
y decir: “¿Y quién es el Señor?”
Y teniendo poco, podría llegar a robar  
y deshonrar así el nombre de mi Dios.
                                                                                                              Proverbios 30:7-9  NVI

Predicador: Mauricio Borrero.

La biblia habla mas del dinero que del sexo , el matrimonio, la oracion o del cielo. Honestamente, para usted que significa la palabra “dinero”?

Reflexione sobre las siguientes preguntas:
Si muriera mañana dejaría deudas a los que se quedan?
Si la cantidad de dinero que tiene hoy fuera inversa, usted seria el mismo?
Experimenta libertad con las finanzas?

Finalmente podemos resumir la sabiduría financiera en que:
1. Reconoce que TODO le pertenece a Dios.
2. Descansa en que la fuente de toda Bendición es Dios.
3. Entrega la mayor Inversión de su vida a Dios.

No es dinero lo que necesita nuestra alma sino a Jesus, y debemos entender que nuestras bendiciones, nuestro dinero y nuestros bienes pertenecen a Él y deben ser usados para su propósito, y en la medida que podamos dar, entonces Dios nos confiará  más a fin que administrimemos sus bendiciones  a quienes las  necesitan.

Descargar Presentación en powerponit:  La Sabiduria en la Finanzas