Cómo aplicar la biblia a la vida diara

Predicador: Carlos Mendivelso

La *ley del Señor es perfecta:
infunde nuevo *aliento.
El mandato del Señor es digno de confianza:
da sabiduría al *sencillo.
8 Los preceptos del Señor son rectos:
traen alegría al *corazón.
El mandamiento del Señor es claro:
da luz a los ojos.
9 El temor del Señor es puro:
permanece para siempre.
Las sentencias del Señor son verdaderas:
todas ellas son justas.
10 Son más deseables que el oro,
más que mucho oro refinado;
son más dulces que la miel,
la miel que destila del panal.
NVI Salmo 19:7-10

 

En este episodio, el predicador nos explica de manera pragmática cómo aplicar la biblia a nuestra vida cotidiana, y hace la siguiente reflexión: será cierto que ¿es más deseable la palabra de Dios que cien millones de pesos?, o ¿será más deliciosa que un buen arequipe, o quizá el postre que más le guste a usted? – eso es precisamente lo que dice el salmista –  al parecer él había experimentado el valor de la palabra de Dios y degustados su dulzura, al punto de expresarlo en este salmo.

En este sermón puedes comprender cómo empezar a aplicar la palabra de Dios en tu vida diaria, y en la medida que experimentes su poder transformador, entonces no sólo entenderás lo que dice el salmista sino que estarás de acuerdo en contarlo a otros.

Como estudiar la Biblia

Predicador: Milton Acosta

26 Un ángel del Señor le dijo a Felipe: «Ponte en marcha hacia el sur, por el camino del desierto que baja de Jerusalén a Gaza.» 27 Felipe emprendió el viaje, y resulta que se encontró con un etíope *eunuco, alto funcionario encargado de todo el tesoro de la Candace, reina de los etíopes. Éste había ido a Jerusalén para adorar 28 y, en el viaje de regreso a su país, iba sentado en su carro, leyendo el libro del profeta Isaías. 29 El Espíritu le dijo a Felipe: «Acércate y júntate a ese carro.» 30 Felipe se acercó de prisa al carro y, al oír que el hombre leía al profeta Isaías, le preguntó: —¿Acaso entiende usted lo que está leyendo? 31 —¿Y cómo voy a entenderlo —contestó— si nadie me lo explica?. Así que invitó a Felipe a subir y sentarse con él. 32 El pasaje de la Escritura que estaba leyendo era el siguiente: «Como oveja, fue llevado al matadero; y como cordero que enmudece ante su trasquilador,ni siquiera abrió su boca. 33 Lo humillaron y no le hicieron justicia.¿Quién describirá su descendencia?Porque su vida fue arrancada de la tierra.»[a] 34 —Dígame usted, por favor, ¿de quién habla aquí el profeta, de sí mismo o de algún otro? —le preguntó el eunuco a Felipe. 35 Entonces Felipe, comenzando con ese mismo pasaje de la Escritura, le anunció las buenas *nuevas acerca de Jesús. 36 Mientras iban por el camino, llegaron a un lugar donde había agua, y dijo el eunuco: —Mire usted, aquí hay agua. ¿Qué impide que yo sea bautizado?[b] 38 Entonces mandó parar el carro, y ambos bajaron al agua, y Felipe lo bautizó. 39 Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor se llevó de repente a Felipe. El eunuco no volvió a verlo, pero siguió alegre su camino. 40 En cuanto a Felipe, apareció en Azoto, y se fue predicando el *evangelio en todos los pueblos hasta que llegó a Cesarea.

                                                                                                               Hechos 8:26-40 NVI

La gloria que quiero le pertenece a otro

Predicación especial, viernes 4 de octubre

Predicador: Felipe Webb

La historia de Juan el Bautista, en la que se basa este mensaje, nos revela una realidad que confronta con la forma en la que estamos acostumbrados a ver nuestra vida e historia.

Por lo general creemos que la fe es algo que vivimos como protagonistas, que somos las estrellas, que nuestra historia es el centro del plan de Dios, y por eso nos desconcierta el sufrimiento y los sinsentido de la vida. Pero Juan el Bautista nos enseña que nuestra vida, nuestra historia y aun nuestro sufrimiento están en las manos de Dios, Él puede usarlas, y las usa para su gloria, en medio de un plan en el que Jesús es el protagonista, no nosotros.

Para qué se revela Dios en la Biblia

Predicador: Carlos Mendivelso

“1 Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas, 2 en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A éste lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo. 3 El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la *derecha de la Majestad en las alturas. 4 Así llegó a ser superior a los ángeles en la misma medida en que el nombre que ha heredado supera en excelencia al de ellos.”

                                                                   Hebreos 1:1-4  NVI.

¿alguna vez has escuchado a Dios hablar?, ¿de qué manera?…No puedes decir que tienes una relación firme con Dios sino sacas tiempo para Él; en un lugar específico. y si no tienes una relación, no podrás escucharle…Dios se revela en la biblia para que tengamos una relación de Amor abundante con Él.

Pero tú, permanece firme en lo que has aprendido

Predicador: Carlos Mendivelso

“Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, *blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios. Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas!…Pero tú, permanece firme en lo que has aprendido y de lo cual estás convencido, pues sabes de quiénes lo aprendiste. 15 Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús”                                      2 Timoteo 3:1-5, 14-15 NVI

En los primeros versos del capítulo 3 de la segunda carta a Timoteo, Pablo advierte  de los peligros de esta generación.

El predicador de este sermón los resume en 4 tipos de amor:

  1. Egoístas – Amadores de sí mismos
  2. Avaros – Amantes  al dinero
  3. Amantes del placer
  4. Quienes tienen más amor al deleite que a Dios.

Este tipo de personas son insensatas como las describe Pablo, y las contrasta con Timoteo cuando le dice : Pero tú… persiste en lo que has aprendido… ¿Cuál es el lugar de las Escrituras en la vida de Timoteo? ¿Cuál es el lugar de la Escritura en tu vida?… Pablo menciona una palabra escasa en nuestra vida cotidiana “persiste” persistir no es común cuando el afán es algo de todos los días en nuestra cultura; dinero rápido, fe instantánea, tu banco a un clic, etc, y hoy nos advierte Pablo al igual que a Timoteo: PERSISTE, en las escrituras.

También describe 3 factores por enfrentar, que son como nadar en “contra de la corriente” cuando se trata de estudiar las escrituras:

  1.  La cultura,  una cultura que no lee.
  2. No tenemos herencia espiritual… apenas  la gran mayoría somos la primera generación de cristianos
  3. La mala interpretación de la Escritura… bajo la premisa de tomar textos aislados o interpretados fuera de un contexto.

¿Cual es tu anhelo para que el Señor haga en tu vida en estos 40 días de la Palabra?