Serie Los 10 Mandamientos : El día de reposo

Predicador: Cesar Villanueva
Fecha: 19 de Abril 2015

Éxodo 20:8-11Nueva Versión Internacional (NVI)

»Acuérdate del sábado, para consagrarlo. Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, 10 pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señortu Dios. No hagas en ese día ningún trabajo, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni tampoco los extranjeros que vivan en tus ciudades.11 Acuérdate de que en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descansó el séptimo día. Por eso el Señor bendijo y consagró el día de reposo.

 

Alégrense en el Señor

Predicador: Carlos Mendivelso

Fecha: 21 de Diciembre

Filipenses 4: 1-9

La ansiedad y las preocupaciones son unas de las principales enfermadades del momento.

Escuchemos porque Pablo nos dice Alégrense en el Señor y por nada este afanados…

 

Marta y María

Predicador: Carlos Mendivelso

Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. (Luc 10:38-42)

El mensaje de hoy es muy pertinente puesto que nos habla de afán, de prioridades y de perspectivas. A través de la historia de estas dos mujeres y su encuentro con Jesús y sus discípulos se nos recuerda que:

  1. Jesús siempre es la mejor parte, y esto no es hacer o actividades, es disfrutar su presencia.
  2. Para tomar la mejor parte hay que elegir, decidir pasar tiempo con Jesús.
  3. Al igual que con María, Jesús nos extraña, tiene un anhelo de nosotros, valora nuestro esfuerzo y duro trabajo, pero siempre nos recuerda lo que es verdaderamente importante.

Donde está el tesoro está el corazón

Predicador: Carlos Mendivelso

Hay un tema que afecta profundamente al hombre, que es causa de grandes conflictos en él, que éste evita mencionar en lo posible. Nos referimos al tema de las riquezas, su manejo y las luchas que genera tener o no tener dinero.

En la Biblia este es un tema que se menciona de forma muy amplia, porque como dijo el mismo Jesús en el pasaje que se estudiará hoy:

Pues donde tengan ustedes su tesoro, allí estará también su corazón.

Hoy veremos a través de las enseñanzas de Jesús, dos actitudes hacia las riquezas:

  • La del que tiene y pone su corazón en ellas.
  • La del que no tiene y pone su corazón en su ausencia.

Estas dos actitudes, tal como lo muestra Jesús, revelan que el problema no es la riqueza en sí, sino la forma como se anhelan, acumulan y usan.

El Sermón del Monte PXII – Una vida de reposo y de serenidad

Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? ¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” Porque los *paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas. Mateo 6.25-34.

Predicador: César Villanueva.

Detente un minuto, serénate, respira profundo, escucha con calma este mensaje que busca ayudarnos a bajarnos de este tren de afán en el que se ha convertido la vida moderna.

Las primeras palabras de Jesús en este sermón nos llaman la atención al discurso previo, un discurso en el que se han hecho dos énfasis y que hemos visto en los mensajes anteriores de esta serie. Nos habla de: 1) el Padre; y 2) la realidad de que nuestra vida se divide en dos realidades, la realidad pública y la realidad privada, oculta. Desde esos dos énfasis se nos invita a despojarnos del afán por la vida misma y sus cosas para vivir centrados en Dios a través de tres principios:

  1. La vida y el cuerpo son dones de Dios.
  2. Para que las circunstancias no nos dominen debemos aumentar nuestra fe y llevarla a cada aspecto de la vida.
  3. Nuestro único afán debe ser buscar el Reino de Dios.