Serie: Para que tengas vida… Él tratará con los temores de Sus discípulos

Predicador: Carlos Mendivelso

Juan 14

Serie una FE en movimiento: No seamos consumidores de Iglesia

Serie Una FE en Movimiento

Predicador: Jonathan Calle

Fecha: Mayo 15 de 2016

Hechos 6:1-7Nueva Versión Internacional (NVI)

Elección de los siete

En aquellos días, al aumentar el número de los discípulos, se quejaron los judíos de habla griega contra los de habla aramea de que sus viudas eran desatendidas en la distribución diaria de los alimentos. Así que los doce reunieron a toda la comunidad de discípulos y les dijeron: «No está bien que nosotros los apóstoles descuidemos el ministerio de la palabra de Dios para servir las mesas. Hermanos, escojan de entre ustedes a siete hombres de buena reputación, llenos del Espíritu y de sabiduría, para encargarles esta responsabilidad. Así nosotros nos dedicaremos de lleno a la oración y al ministerio de la palabra.»

Esta propuesta agradó a toda la asamblea. Escogieron a Esteban, hombre lleno de fe y del Espíritu Santo, y a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas y a Nicolás, un prosélito de Antioquía. Los presentaron a los apóstoles, quienes oraron y les impusieron las manos.

Y la palabra de Dios se difundía: el número de los discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén, e incluso muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

La comisión de Jesus a sus discípulos

Predicador: Calos Mendivelso

Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había señalado. Cuando le vieron, le adoraron; mas algunos dudaron. Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. (Mateo 28.16-20 LBLA)

Estas son de la últimas palabras de Jesús a sus discípulos, ellas expresan su voluntad para su iglesia, para el cuerpo de creyentes en general, pero también para sus discípulos en particular.

Esta última voluntad del Señor, la Gran Comisión a sus discípulos, y que nos incluye a nosotros como iglesia hoy, descansa sobre tres fundamentos que nos retan como iglesia a la obediencia y el fiel cumplimiento. Estos fundamentos son: 1) la autoridad de Jesús, 2) su mandato y 3) la seguridad de su presencia.

Jesus y los discípulos ante la tormenta

Predicador: Carlos Mendivelso

22 Un día subió Jesús con sus discípulos a una barca.—Crucemos al otro lado del lago —les dijo.Así que partieron, 23 y mientras navegaban, él se durmió. Entonces se desató una tormenta sobre el lago, de modo que la barca comenzó a inundarse y corrían gran peligro.24 Los discípulos fueron a despertarlo.—¡Maestro, Maestro, nos vamos a ahogar! —gritaron. Él se levantó y reprendió al viento y a las olas; la tormenta se apaciguó y todo quedó tranquilo.25 —¿Dónde está la fe de ustedes? —les dijo a sus discípulos. Con temor y asombro ellos se decían unos a otros: «¿Quién es éste, que manda aun a los vientos y al agua, y le obedecen?» Lucas 8:22-25

A veces parece que la angustia con la que encaramos un problema es precisamente más grande que la dificultad en sí misma. Eso habla mucho de nuestra  fe, y ese es precisamente el tema del sermón de hoy, cómo es nuestra fe al enfrentar una crisis.

El predicador nos dice que Jesús no ofrece un viaje sin “turbulencias”, o un camino sin “piedras”, pero si asegura que llegaremos a salvo a donde él quiere llevarnos (si es que decidimos creerle y seguirlo). Él nos ofrece un plan de viaje dónde seguramente habrá tormentas, pero nos asegura que estaremos a salvo y llegaremos a destino con él.

Aunque la “tormenta” nos haga creer que Jesús está dormido, la verdad es que esto no afecta su presencia junto a nosotros ni cambia su plan de cuidarnos y llevarnos a puerto seguro. Si estás enfrentando una prueba, una crisis, una tormenta, la pregunta es ¿dónde está  puesta tu fe?, esta es la reflexión a la que nos invita el predicador hoy.