Las marcas del evangelio en filipenses: la oración

Predicador: Carlos Mendivelso

Fecha: 14 de febrero.

En Filipenses Pablo nos enmarca la oración con cuatro palabras que nos motivan a hacer oraciones con olor a evangelio. Estas palabras son:

  • Gratitud.
  • Gozo.
  • Gracia.
  • Generosidad.

El ministerio de la reconciliación

16 Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente humanos. Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así.17 Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! 18 Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: 19 esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación. 20 Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.» 21 Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios
2 Corintios 5:16-21 NVI

¿Alguna vez has tenido un conflicto? es la pregunta que nos hace el predicador.. el asunto es cómo resolverlo.. ¿te cuesta tomar la iniciativa para afrontarlo?… nuestra ciudad, nuestro país, todo nuestro mundo está en un completo conflicto .. un conflicto con Dios… pero ¿cómo restaurar un conflicto de una nación? o ¿incluso de un planeta entero?.. en el texto se nos deja ver que Dios mimo ha sido quien tomó la iniciativa de restaurar al hacerlo todo nuevo en Cristo.. ahora tenemos un nuevo comienzo en Cristo  y es nuestro ministerio llevarlo a quienes aún están en conflicto, a quienes no han sido reconciliados. Esta reconciliación no es por esfuerzos o sacrificios humanos, es el Señor mismo quien envía a cristo para reconciliarnos consigo mismo y nos dio este ministerio.. sólo así, Medellín, Colombia y el mundo entero podrán tener un nuevo comienzo.

Parábola de los talentos

Predicador: Carlos Mendivelso

Mateo 25.14-30

Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!”

 

¿Cual es nuestra relación con el miedo? ¿Cómo éste domina nuestras vidas? Cuando Jesús contó la parábola de los talentos no habló solamente de la administración de dinero, tampoco de los dones y talentos que ha dado. Esta parábola es más profunda, tiene sentidos que nos hablan del miedo que destruye la generosidad, nos habla de la gracia y del carácter del siervo que la recibe.

Dios nos ha dado grandes recursos en su gracia, recursos de todo tipo y según nuestras capacidades.  Y esta parábola sobre la gracia entregada nos llama a tener presente que:

  1. Dios no nos llamará a cuenta por lo que produzcamos, sino por el carácter demostrado al usar los talentos entregados.
  2. Aunque parezcan grandes talentos, Dios nos recuerda que eso es poco con comparado con lo que tiene para los siervos fieles.
  3. El uso que demos a los talentos que Dios nos da refleja nuestra teología.
  4. La gracia empleada sobreabunda, mientras que la enterrada es estéril.
  5. La gracia es un talento que Dios nos da para que lo invirtamos.

La generosidad, dando con alegría

Predicador: Mauricio Borrero

La generosidad es el camino que Dios escogió para bendecir a la humanidad entera, entonces, al contrario, la mezquindad y avaricia con acciones que truncan el camino de la bendición de Dios. Sobre esta verdad, y a la luz de 2 de Corintios 9.6-15 es que se presenta este mensaje en el que se invita a la generosidad desde la perspectiva bíblica, una generosidad que se distingue por:

  • No depender de la capacidad económica del que da.
  • Ir, con alegría, más allá de las fuerzas del que da.

En este pasaje de la carta a los corintios, Pablo nos enseña tres aspectos sobre la generosidad:

  1. Las características de la generosidad en sí.
  2. Dios como el modelo de generosidad, la forma como él es generoso.
  3. Los resultados, los frutos de la generosidad.

El mejor regalo de navidad

Predicación domingo

Fecha: 16 de diciembre.

Predicador: Carlos Mendivelso.

Pasaje: Lucas 1:26-38.

 —Aquí tienes a la sierva del Señor —contestó María—. Que él haga conmigo como me has dicho.

¿Cuál es el mejor regalo de navidad que has recibido?

Hoy, continuando con el relato de la primera navidad, este mensaje nos lleva a ver el gran regalo que Dios nos ha dado. El mejor y más valioso regalo que nos podía dar, el regalo de su hijo que se nos muestra a través de su gracia soberana, que entre otras cosas nos recuerda que:

  • La gracia nos escoge libremente.
  • La gracia irrumpe inesperadamente en nuestra vida, pero con amor y cuidado de nosotros.
  • La gracia siempre tiene un plan.
  • la gracia es costosa.

La luz del mundo

Fecha: 26 de agosto.

Predicador: Carlos Mendivelso.

Pasaje: Juan 8.12.

 Una vez más Jesús se dirigió a la gente, y les dijo: —Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

En su discurso ante la multitud Jesús dice esta gran declaración que ilumina nuestra fe, y que encierra tres importantes implicaciones para nosotros:

  • Yo soy la luz, recuerda la palabra creadora de Dios, nos lleva a reflexionar que el mundo no tiene ningún tipo de luz fuera de Jesús.
  • El que me sigue, aquél que sigue a Jesús tiene la luz. El seguidor, el discípulo de Cristo no anda en tinieblas. está ne la luz de la vida.
  • El que camina en la luz conoce las bondades de la gracia de Dios en su vida.

La invitación de la gracia

Fecha: 05 de agosto de 2012

Predicador: Carlos Mendivelso

La injusticia de la gracia

Predicador: Felipe Webb

Así mismo el reino de los cielos se parece a un propietario que salió de madrugada a contratar obreros para su viñedo. Acordó darles la paga de un día de trabajo y los envió a su viñedo.  Cerca de las nueve de la mañana, salió y vio a otros que estaban desocupados en la plaza.  Les dijo: “Vayan también ustedes a trabajar en mi viñedo, y les pagaré lo que sea justo.” Así que fueron. Salió de nuevo a eso del mediodía y a la media tarde, e hizo lo mismo.  Alrededor de las cinco de la tarde, salió y encontró a otros más que estaban sin trabajo. Les preguntó: “¿Por qué han estado aquí desocupados todo el día?”  “Porque nadie nos ha contratado” , contestaron. Él les dijo: “Vayan también ustedes a trabajar en mi viñedo.” Al atardecer, el dueño del viñedo le ordenó a su capataz: “Llama a los obreros y págales su jornal, comenzando por los últimos contratados hasta llegar a los primeros.” Se presentaron los obreros que habían sido contratados cerca de las cinco de la tarde, y cada uno recibió la paga de un día.  Por eso cuando llegaron los que fueron contratados primero, esperaban que recibirían más. Pero cada uno de ellos recibió también la paga de un día. Al recibirla, comenzaron a murmurar contra el propietario. “Estos que fueron los últimos en ser contratados trabajaron una sola hora —dijeron—, y usted los ha tratado como a nosotros que hemos soportado el peso del trabajo y el calor del día.” Pero él le contestó a uno de ellos: “Amigo, no estoy cometiendo ninguna injusticia contigo. ¿Acaso no aceptaste trabajar por esa paga? Tómala y vete. Quiero darle al último obrero contratado lo mismo que te di a ti. ¿Es que no tengo derecho a hacer lo que quiera con mi dinero? ¿O te da envidia de que yo sea generoso?” Así que los últimos serán primeros, y los primeros, últimos. Mateo 20.1-16 (NVI).

Este mensaje muestra muy bien el contraste entre la gracia de Dios y nuestra justicia. Cuando Jesús habla de la gracia de Dios en este pasaje nos confronta con nuestra envidia, nuestro sentido de justicia y de injusticia.

Este mensaje nos lleva a comprender la gracia divina a través de algunas preguntas en cuya respuestas vemos nuestra naturaleza humana y nuestra necesidad de un salvador:

  1. ¿Quienes fueron invitados a trabajar en la viña?
  2. ¿Cómo se pierde la perspectiva sobre nuestra pobreza?
  3. ¿Quienes realmente son los primeros y quienes los postreros?
  4. ¿Cómo y qué nos define?
  5. ¿Cuál es la bendición más grande que Dios nos ofrece?

En las respuestas de estas y otras preguntas Felipe Webb nos recuerda que no somos medidos por las obras que hacemos, sino por la gracia que recibimos.

Elige por Fe…

“Al oírlo, Jesús se asombró de él y, volviéndose a la multitud que lo seguía, comentó:
—Les digo que ni siquiera en Israel he encontrado una fe tan grande” Lucas 7:9

En este episodio, tenemos un invitado especial, quien trae saludos de amor y paz desde Canadá.
En su mensaje de hoy, nos enseña que tenemos la posibilidad de elegir cómo Dios escogerá bendecirnos y ello dependerá de nuestra medida de Fe; en su ilustración utiliza la historia del centurión descrita en el evangelio de Lucas capitulo 7 quien literalmente ASOMBRÓ a Jesus con su Fe. De esta manera aprendemos 3 cosas:

  •  No necesariamente una Fe “poderosa” es una característica propia de un gran ministro, evangelista o apóstol, – Pedro, Juan, María e incluso Pablo tuvieron una gran Fe, sin embargo la biblia sólo describe un episodio donde Jesus se ASOMBRÓ, con la Fe de una persona.
  • La Fe es como un músculo, si no se ejercita se debilita
  • El enemigo de la Fe es el miedo, es lo único que la puede “evaporar” – ¿Cuál es tu temor?

La Fe como la gran fuerza usualmente es mejor exhibirla cuando se ejercita a menudo. Escoge cada día poner tu Fe en un Dios lleno  de Fidelidad y observa cómo llega tu bendición.

La luz de la esperanza

Predicador. Raul Rodriguez

A pesar de todo, no habrá más penumbra para la que estuvo angustiada. En el pasado Dios humilló a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pero en el futuro honrará a Galilea, tierra de *paganos, en el camino del mar, al otro lado del Jordán. El pueblo que andaba en la oscuridad ha visto una gran luz;sobre los que vivían en densas tinieblas la luz ha resplandecido.Tú has hecho que la nación crezca; has aumentado su alegría. Y se alegran ellos en tu presencia como cuando recogen la cosecha, como cuando reparten el botín. Ciertamente tú has quebrado, como en la derrota de Madián, el yugo que los oprimía, la barra que pesaba sobre sus hombros,  el bastón de mando que los subyugaba. Todas las botas guerreras que resonaron en la batalla, y toda la ropa teñida en sangre serán arrojadas al fuego, serán consumidas por las llamas. Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos *nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de *paz. Se extenderán su soberanía y su paz, y no tendrán fin.  Isaías 9:1-7.

El predicador utiliza este texto para mostrarnos cómo Dios da esta promesa a un pueblo que estaba lejos de Èl y cuya esperanza se apagaba lentamente, un pueblo que se estaba pervirtiendo en la brujería y la adivinación… con todo y eso… Dios enciende la luz de esperanza al anunciar la llegada del Mesías, su promesa afirmaba nuevamente su amor por su pueblo y les confirma: “Yo estoy con ustedes”.

Estimado lector, no importa porqué situación estés pasando, e incluso si has pecado como lo hizo el pueblo de Israel, sólo ten presente que Dios está contigo y espera que le escuches a Él antes que busques una receta en otra persona o táctica humana, Dios sólo te pide que le creas . Así es el mensaje de este podcast conforme lo dice Isaías: Dios está con nosotros.y “El pueblo que andaba en la oscuridad ha visto una gran luz; sobre los que vivían en densas tinieblas la luz ha resplandecido”.

No importa cómo estés acabando el año, siempre ten presente la dirección de Dios antes que cualquier cosa… y no dejes que la oscuridad y el frío del mundo apaguen la esperanza que Jesus ha encendido en nuestros corazones, hoy Dios nos dice: No temas, yo estoy contigo!