Hasta en las mejores familas – En ti serán benditas las familias de la tierra

Predicador: Carlos Mendivelso

El matrimonio, la realidad  tan preciosa de las escrituras que se registra desde los orígenes, lo que significa la unión de un hombre y una mujer para recibir la bendición de Dios para su vida.

Determinadas situaciones pueden destruir un hogar, a tal punto que nos llevan a pensar ¿para que el matrimonio?.. Pero te invitamos a que mejor hagamos está pregunta ¿a quién escuchare en los tiempos de crisis matrimonial? A lo mejor tendrás muchos amigos que te dirán que lo dejes, al no comprender los misterios espirituales del reino, pero lo mejor es saber qué es lo que piensa Dios del matrimonio. Veamos a través de las escrituras que opina el Señor acerca de esto.

Gratitud al Señor

Predicador: Luis Guillermo Sanín

I Crónicas 29: 6-18, Apocalipsis 4:8-11, 5:9-14

 

  • ¿Porqué en el vs. 13 de Crónicas, da gratitud David a su glorioso nombre?
  • ¿Porqué las naciones de los salvos, dan gratitud, alabanza y adoración?

Ha pasado la Semana Santa y celebramos a Jesús resucitado, al Cristo entronado. La resurrección nos obliga a poner la mirada más allá de la cruz; en el trono. Sólo él tenía el poder de llegar de la cruz al trono supremo. Ya lo tenía, cuando David hizo su oración allí estaba Cristo, antes de la encarnación. En la cruz libra la gran batalla contra el pecado, avanza en victoria contra la muerte y  retiene el trono gobernando con toda autoridad, honor, excelencia, magnificencia, poder, gloria y majestad.

¿Porque daba gracias David?, ¿porqué dan gracias las naciones en su presencia? ¡Por lo que hizo por supuesto!, ¡pero más que eso por lo que es!

David estaba parado frente a Dios dando gracias, pero la historia en ese momento aún no estaba completa, Apocalipsis nos la muestra completa: Jesús ha restablecido las cosas y las causas perdidas, tú y yo estábamos perdidos sin él y nuestra causa sin él no tenía ni tiene, ni podrá tener sentido.

Estamos convocados a la gratitud hacia nuestro Señor y Dios en Cristo Jesús, y esto nos insta a:

  1. Una gratitud que es más por lo que él es, que por lo que nos da.
  2. Una gratitud, que es motor de nuestro peregrinar.

La sabiduría de Dios

La sabiduria de Dios es muy diferente de la sabiduría humana que es distorsionada. La sabiduría de Dios demanda escuchar consejos,apartarnos del camino de la maldad, estar preparados para la instrucción y oberderla.

Surge la pregunta: ¿es tu vida gobernada por una sabiduría tomada de Dios o por una sabiduría distorsionada de hombres?