No temas, Dios está contigo!

Predicador: Carlos Mendivelso

26 A los seis meses, Dios envió al ángel Gabriel a Nazaret, pueblo de Galilea, 27 a visitar a una joven virgen comprometida para casarse con un hombre que se llamaba José, descendiente de David. La virgen se llamaba María. 28 El ángel se acercó a ella y le dijo: —¡Te saludo,[a] tú que has recibido el favor de Dios! El Señor está contigo. 29 Ante estas palabras, María se perturbó, y se preguntaba qué podría significar este saludo. 30 —No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor —le dijo el ángel—. 31 Quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. 32 Él será un gran hombre, y lo llamarán Hijo del Altísimo. Dios el Señor le dará el trono de su padre David, 33 y reinará sobre el pueblo de Jacob para siempre. Su reinado no tendrá fin. 34 —¿Cómo podrá suceder esto —le preguntó María al ángel—, puesto que soy virgen? 35 —El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Así que al santo niño que va a nacer lo llamarán Hijo de Dios. 36 También tu parienta Elisabet va a tener un hijo en su vejez; de hecho, la que decían que era estéril ya está en el sexto mes de embarazo. 37 Porque para Dios no hay nada imposible. 38 —Aquí tienes a la sierva del Señor —contestó María—. Que él haga conmigo como me has dicho. Con esto, el ángel la dejó.
Lucas 1: 26-38 – NVI

¿Tu a qué le temes?… Dios sabe lo que el temor hace con sus hijos, las consecuencias del temor son nefastas; temor a la soledad, al fracaso, a la pobreza, al rechazo… cualquiera que sea… Sólo Dios basta, pues el Señor está contigo!, NO TEMAS!.

Muchos de nuestros temores tienen que ver con nuestro futuro, o con lo  creemos de él, pero aquellos que estamos en Cristo, quienes celebramos el regalo máximo de esta Navidad, (Cristo mismo, un salvador que nos dió vida eterna) entendemos que la Presencia de Dios es suficiente para echar fuera todo temor, estamos tranquilos porque su Plan es perfecto y su Propósito se cumple…“porque para Dios no hay nada imposible!” . Que el temor no te ponga de rodillas, al tratar de superarlo  en tus propias fuerzas pues sólo Dios basta para no temer!.

Parábola de los talentos

Predicador: Carlos Mendivelso

Mateo 25.14-30

Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!”

 

¿Cual es nuestra relación con el miedo? ¿Cómo éste domina nuestras vidas? Cuando Jesús contó la parábola de los talentos no habló solamente de la administración de dinero, tampoco de los dones y talentos que ha dado. Esta parábola es más profunda, tiene sentidos que nos hablan del miedo que destruye la generosidad, nos habla de la gracia y del carácter del siervo que la recibe.

Dios nos ha dado grandes recursos en su gracia, recursos de todo tipo y según nuestras capacidades.  Y esta parábola sobre la gracia entregada nos llama a tener presente que:

  1. Dios no nos llamará a cuenta por lo que produzcamos, sino por el carácter demostrado al usar los talentos entregados.
  2. Aunque parezcan grandes talentos, Dios nos recuerda que eso es poco con comparado con lo que tiene para los siervos fieles.
  3. El uso que demos a los talentos que Dios nos da refleja nuestra teología.
  4. La gracia empleada sobreabunda, mientras que la enterrada es estéril.
  5. La gracia es un talento que Dios nos da para que lo invirtamos.

El verdadero temor

Domingo 29 de agosto de 2012

1 Pedro 3:13-17.

Predicado: Theo Donner.

El temor de Dios según proverbios

Predicador: Diego Cardona

Proverbios de Salomón hijo de David, rey de Israel: para adquirir sabiduría y disciplina; para discernir palabras de inteligencia; para recibir la corrección que dan la prudencia, la rectitud, la justicia y la equidad; 
para infundir sagacidad en los inexpertos, conocimiento y discreción en los jóvenes. Escuche esto el sabio, y aumente su saber; reciba dirección el entendido, para discernir el proverbio y la parábola, los dichos de los sabios y sus enigmas. El temor del Señor es el principio del conocimiento; los necios desprecian la sabiduría y la disciplina. Proverbios 1:1-7

Es común y  molesto escuchar el anuncio o la promoción de un producto como si este fuera la solución a infinidad de problemas cuando en realidad no es así; esto es lo que el predicador describe como una “panacea”, sin embargo se atreve a referirse a la sabiduría de Dios como una “panacea” conveniente para las finanzas, los negocios, la salud , las relaciones interpersonales e incluso para vernos nosotros mismos y ver a Dios, y que sin ser un producto propiamente, la sabiduría sí proporciona alivio y bienestar para enfrentar muchos (por no decir todos) los problemas y conflictos que nos acechan cada día.

 En este episodio el predicador ilustra el temor de Dios bajo tres argumentos que explica de manera detallada:

  1. ¿Porqué David y Salomón consideran importante el temor de Dios?

  2. ¿Cómo entender el “Temor” de Dios?.

  1. ¿Cómo vivir el temor de Dios hoy?. 

Una señal manifiesta del temor del señor es la manera en la que adoramos a Dios; si Dios se nos ha revelado en la creación, en las escrituras y en Jesús, ¿hemos de ser indiferentes ante ello? ¿hemos de cruzar los brazos y bostezar en tiempo de adoración? ¡NO!, es pues la adoración una manifestación viva del temor a Dios, que es un profundo amor que le reverencia y nos inunda de paz (el amor echa fuera el temor). Otro asunto manifiesto cuando tememos a Dios, es la manera en la que evangelizamos, no solo anunciando el amor de Dios y su perdón mediante cristo, sino el temor a Él. Muchas Personas insisten en predicar que Dios es amor y tienen razón en ello, sin embargo usted no entenderá el amor de Dios hasta que no entienda su ira santa; porque nadie toma medicina a menos que entienda cuan grave es su enfermedad.