Cuando Jesús viene a casa: el amor del perdonado

Predicador: Ronald Orozco

Por esto te digo: si ella ha amado mucho, es que sus muchos pecados le han sido perdonados. Pero a quien poco se le perdona, poco ama. (Lucas 7.47)

El mensaje de hoy nos lleva a una reunión en una casa, al seno de un hogar al que llegó Jesús para confrontarnos sobre las bases de nuestro amor por él. Entre los muchos personajes de este relato, además de Jesús mismo, resaltan dos. Simón, el dueño de la casa, y una mujer anónima, considerada pecadora y que pese a no ser invitada entró en la casa en una acto de osadía y amor por Jesús, su salvador.

Cuando Jesús llega a casa nos confronta con la dura realidad de ser deudores de una deuda que no podemos pagar. Y cuando nos muestra que solo su amor paga la deuda nos confronta con la dura interrogante: ¿Cuánto amas a Jesús?

La luz de la esperanza

Predicador. Raul Rodriguez

A pesar de todo, no habrá más penumbra para la que estuvo angustiada. En el pasado Dios humilló a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pero en el futuro honrará a Galilea, tierra de *paganos, en el camino del mar, al otro lado del Jordán. El pueblo que andaba en la oscuridad ha visto una gran luz;sobre los que vivían en densas tinieblas la luz ha resplandecido.Tú has hecho que la nación crezca; has aumentado su alegría. Y se alegran ellos en tu presencia como cuando recogen la cosecha, como cuando reparten el botín. Ciertamente tú has quebrado, como en la derrota de Madián, el yugo que los oprimía, la barra que pesaba sobre sus hombros,  el bastón de mando que los subyugaba. Todas las botas guerreras que resonaron en la batalla, y toda la ropa teñida en sangre serán arrojadas al fuego, serán consumidas por las llamas. Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos *nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de *paz. Se extenderán su soberanía y su paz, y no tendrán fin.  Isaías 9:1-7.

El predicador utiliza este texto para mostrarnos cómo Dios da esta promesa a un pueblo que estaba lejos de Èl y cuya esperanza se apagaba lentamente, un pueblo que se estaba pervirtiendo en la brujería y la adivinación… con todo y eso… Dios enciende la luz de esperanza al anunciar la llegada del Mesías, su promesa afirmaba nuevamente su amor por su pueblo y les confirma: “Yo estoy con ustedes”.

Estimado lector, no importa porqué situación estés pasando, e incluso si has pecado como lo hizo el pueblo de Israel, sólo ten presente que Dios está contigo y espera que le escuches a Él antes que busques una receta en otra persona o táctica humana, Dios sólo te pide que le creas . Así es el mensaje de este podcast conforme lo dice Isaías: Dios está con nosotros.y “El pueblo que andaba en la oscuridad ha visto una gran luz; sobre los que vivían en densas tinieblas la luz ha resplandecido”.

No importa cómo estés acabando el año, siempre ten presente la dirección de Dios antes que cualquier cosa… y no dejes que la oscuridad y el frío del mundo apaguen la esperanza que Jesus ha encendido en nuestros corazones, hoy Dios nos dice: No temas, yo estoy contigo!

La amistad y la sabiduría

Predicador: Mauricio Borrero

En todo tiempo ama el amigo; para ayudar en la adversidad nació el hermano. Prov. 17:17

 La amistad no es algo que Dios ordene de manera estricta, sin embargo tenemos por segundo mandamiento el de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, y ello incluye a quienes no queremos amar (a nuestros enemigos por ejemplo) y es este amor, el fundamento de una verdadera amistad.

Aunque no fuimos creados para hacer amigos, es la amistad en si misma un pilar que sirve de plataforma para llevar a cabo la tarea que Dios nos ha encomendado. Que triste y contradictorio es tener un numero muy grande de “amigos” y cargar con un sentimiento de soledad por la ausencia de un verdadero amigo con quien intimar.

 En este episodio, el predicador señala desde proverbios cómo es el tipo de amistad que Dios espera que tengamos y cómo se define un amigo a la luz de proverbios; y para ello menciona 3 aspectos fundamentales:

  •  ¿Como es el carácter del amigo anhelado? el amigo anhelado es aquel todos quisiéramos tener: Quien encubre la falta y nos da su perdón (Prov. 17:9), es quien siempre ama (prov. 17:17), es aquel que siempre se muestra como amigo (Prov. 18:24) y es aquel que se atreve a corregirnos cuando estamos equivocados (Prov. 27:5-6). Podría decirse que el amigo anhelado es aquel que nos acerca a Dios.
  • ¿Cuales son los amigos que no deseamos? Aquellos que nos alejan de Dios, su propósito y la iglesia (Santiago. 4:4), hay que ser sabios para distinguirlos pues, se camuflan en nuestros círculos sociales, como amigos de “buenas intenciones” (compadres, parceros, chabacanes, colegas, camaradas), con invitaciones y argumentos ajenos al propósito de Dios, son condescendientes con el pecado y amantes de los placeres, bastante influyentes con “ideas nuevas” de libertad sobre un dios permisivo con el pecado.
  •  ¿Como es nuestro amigo amado? Bien lo dijo Jesus, Nadie tiene amor más grande que el dar la *vida por sus amigos”. (Juan 15:13), es pues el verdadero amigo aquel que da la vida por el otro como lo hizo Cristo por la humanidad. El amigo amado es aquel que cumple con las expectativas del otro (Juan 15:14), aquel que conoce mi vida y con quien puedo intimar sin secretos, así como le dijo Jesus a sus discípulos “los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes” (Juan 15:15b).

¿Eres reconocido por ser un buen amigo?, ¿Tienes un amigo anhelado?, oramos a Dios por ti y tus amigos, si te has sentido solo recuerda que Jesus es nuestro amigo anhelado y si quieres un amigo, recuerda mostrarte como tal.

Comparte este mensaje con tu facebook/Twitter, reenvíalo por mail o simplemente déjanos tu comentario haciendo clic aquí

 

La oración en el libro proverbios

El Señor aborrece las ofrendas de los malvados,
pero se complace en la oración de los justos.

Proverbios 15:8

Como hemos escuchado desde el principio de la serie de sermones sobre proverbios, el contexto general de este libro puede describirse como “la instrucción de vida de un padre a su hijo” y esto se deduce al ver la manera en la que empiezan los capítulos con el discurso de  “escucha hijo mío…”; y es en este contexto que el mayor consejo que le da el padre a su hijo es el del temor a Dios. En este podcast entenderemos que además de temer a Dios, hay una invitación mayor en el libro de proverbios que conecta a
ese “Padre” con el “Hijo” y es la Oración: La intimidad entre el Creador y su creación.

Dios se goza en la oración de los Justos y bien decía el salmista: deléitate en el Señor y él te concederá las peticiones de tu corazón. Si es la oración la oportunidad de deleite entre Dios y el hombre, y es tan necesaria como el aire que respiramos ¿Por qué nos cuesta tanto orar?.  Es paradójico que algo que produzca gozo y deleite cueste tanto.

El predicador expone en este podcast 2 causas que estorban para la oración y hace que ésta sea una carga y no un deleite:

1.)    Orgullo y soberbia: Se refleja en la manera en la que “calificamos”,
“COMPARAMOS”, “valoramos” y “vemos”  lo que tenemos y a quienes nos rodean. Cuando creemos que basta de nuestra autosuficiencia y no de la misericordia de Dios para vivir, es una señal manifiesta del orgullo; cuando la oración  que hacemos redunda en palabras como protegeME, susténtaME, AyudaME, daME, en lugar de protégeNOS, susténtaNOS, ayúdaNOS, daNOS, es una señal manifiesta de la soberbia. Y esto estorba en una relación íntima con Dios.

2.)   El pecado: bien lo dice Proverbios 28:13 “Quien encubre su pecado jamás prospera;  quien lo confiesa y lo deja, halla perdón.”. Paradójicamente cuando tenemos la oportunidad de estar en la presencia de Dios, en lugar de descubrir nuestro pecado y correr al trono de la gracia, caemos de nuevo en la oración soberbia: protegeME,
susténtaME, AyudaME, daME.

Finalmente, entendemos que oramos en el nombre de Jesús, porque por Él somos justificados, y presentados limpios delante de Dios: es por Gracia y no por obras; de no ser así, no tendríamos la oportunidad de entablar una conversación con Dios en la que tengamos deleite y gozo.

Recuerda visitar www.predicasdelredil.org y compartir con los tuyos en facebook/twitter este post.  http://wp.me/p1JIky-1a