El orgullo, una bestia insaciable

Predicador: Janeth Guerrero

“Aquella persona era como el gallo,  quien pensaba que el sol salía para oírla cantar”

(G. Elliot)

En el segundo libro de los reyes, en el capítulo cinco, encontramos una historia en la que nos reflejamos, una historia que nos habla del orgullo, el manejo del poder y los poderosos. Esta es la historia de Naamán, un hombre poderoso, que estaba en la cima del poder, la fama y la riqueza, pero que tenía un problema, era leproso.

La historia de Naamán que veremos hoy nos muestra tres cosas sobre el orgullo:

  1. La clase de persona que son los orgullosos. Sus valores, su forma de tratar y ver el mundo.
  2. El trato que Dios le da a los orgullosos. Dios no se vale de los medios y recursos de los orgullosos, él obra soberanamente.
  3. La clase de personas en las que Dios convierte a los orgullosos. Dios transforma corazones orgullosos en corazones de siervos.

Yo soy la resurrección y la vida

Predicación domingo

Fecha: 16 de septiembre.

Predicador: Luis Eduardo Ramírez.

Pasaje: Juan 11:1-37.

Entonces Jesús le dijo: —Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto?

Las palabras de Jesús cuando se declara resurrección y vida son palabras de victoria sobre la muerte y el pecado, al levantar a Lázaro nos da la declaración más fuerte que puede hacer sobre su poder. Con este hecho Jesús nos recuerda una cuantas verdades:

  • Él no solo es Señor para una esperanza futura, lo es también para nuestra vida presente.
  • En Él podemos vivir el presente, confiando en su total control y señorío, aún en lo que no vemos.
  • Él tiene el poder de resucitar, de dar vida, aún a aquello que ya nosotros consideramos muerto.