Propósitos para el nuevo año

Predicador: Carlos Mendivelso

Fecha: 4 de Enero 2015

Colosenses 1: 9-14

Los propositos muestran que queremos hacer cambios en nuestra vida.
En ultimas cuando pongo estos propósitos estoy diciendo quiero aprender a vivir la vida
Tres peticiones de oración que aparecen en el pasaje y que son la agenda.
1. Que Dios les haga conocer plenamente su voluntad
2. Que sean fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder
3. Èl los ha facultado para participar de la herencia de los santos en el reino de la luz.

 

 

 

 

¿Cómo haremos para crecer en el 2014?

Predicador: Mauricio Borrero

Fecha: 12 de enero

Por tanto, puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos, despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de El soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios. Considerad, pues, a aquel que soportó tal hostilidad de los pecadores contra sí mismo, para que no os canséis ni os desaniméis en vuestro corazón. (Hebreos 12.1-3)

Hay muchas formas de crecer que podemos usar para llegar al final del año siendo más maduros en la fe. Hoy, Mauricio Borrero nos habla del crecimiento a través quitarnos las cosas que nos estorban para madurar en la fe.

El autor de Hebreos nos menciona tres cosas que nos pueden ayudar a crecer y quitarnos los estorbos:

  1. Despojarnos de los estorbos, quitar los lastres, el pecado. Arrancar de raíz lo que impide que crezcamos en la fe.
  2. Correr con perseverancia, mantenernos en la carrera de la fe.
  3. Fijar la mirada en Jesús, poner la vista en aquél que le da sentido a nuestra vida. No tiene sentido despojarnos del lastre y correr con perseverancia si no tenemos la vista puesta en el autor y consumador de la fe.

Propópsitos de año nuevo

Predicador: Milton Acosta

Fecha: 05 de enero

Iglesia y Vocación – La iglesia del Lunes

Predicador: Luis Sanín

¿Cuál es el fin, el objetivo de reunirnos el domingo? ¿Para qué nos reunimos cada semana? Luis G. Sanín nos lleva a pensar en la iglesia del lunes, en esa iglesia que fue llamada a cultivar en el mundo y no a dejarse cultivar por el mundo.

Esta iglesia del lunes tiene tres aspectos que la caracterizan y en los cuáles hay que trabajar con pasión:

  1. Es expansiva, pertenece a un reino que crece conquistando corazones, usando como arma la Palabra y el amor, y no la espada y la violencia.
  2. Es ofensiva, no es pasiva, no está atrincherada esperando el ataque espiritual del enemigo, sino que sale a conquistar corazones para el Reino de Dios.
  3. Es entrenadora, capacitadora. En ella los domingos son el día en el que los miembros se alimentan, preparan y entrenan para salir a conquistar más corazones para el Reino de Dios durante la semana, a través de las vocaciones, oficios y profesiones de cada uno.

Para iniciar el año

Predicador: Luis Eduardo Ramírez
Empezamos siempre un nuevo año hablando de propósitos, de esas cosas que queremos hacer y que muchas veces causan tensión y desaliento ante la imposibilidad o dificultad que nos presentan, porque la mayoría de las veces estos propósitos descansan en nuestras fuerzas y capacidades.

La invitación en este mensaje es a ver lo que Dios quiere darnos en el inicio del año. Y para esto, Luis Eduardo Ramírez nos lleva a los propósitos que presenta el rey David, cuando le presenta el plan de construcción del templo a su hijo Salomón en 1 de Crónicas 28, que en cierto modo es una situación de reto e incertidumbre similar a la que vivimos al inicio de cada año.

Al leer este capítulo completo no es difícil imaginarse a Salomón con miedo ante el reto e incertidumbre que se le presenta. De sus padres ha recibido una gran responsabilidad, la construcción del templo del Dios todopoderoso. Por eso su padre lo afirma en cuatro cosas que le ayudarán a enfrentar ese temor:

  1. David le da una nueva perspectiva de la realidad, una perspectiva que revoluciona la forma como Salomón enfrenta y ve la vida. Le muestra que aunque él vea corto, Dios lo hace al infinito. Le pide a su hijo que mire el nuevo reto desde la perspectiva de Dios.
  2. David le da provisión a Salomón. Le da en abundancia, en detalle y con un alto precio.
  3. David le da buenos consejos a su hijo, basados en su relación y conocimiento de Dios. Estos consejos son valiosos por estar cimentados en dos grandes bases, primero, un profundo conocimiento y relación con Dios; y segundo, en el testimonio personal de vivir en ese conocimiento y relación con Dios.
  4. Por último, David pide bendición para su hijo Salomón. David motiva a su hijo a buscar los propósitos de Dios antes que los suyos propios y a depender de Él.