La luz de la esperanza

Predicador. Raul Rodriguez

A pesar de todo, no habrá más penumbra para la que estuvo angustiada. En el pasado Dios humilló a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pero en el futuro honrará a Galilea, tierra de *paganos, en el camino del mar, al otro lado del Jordán. El pueblo que andaba en la oscuridad ha visto una gran luz;sobre los que vivían en densas tinieblas la luz ha resplandecido.Tú has hecho que la nación crezca; has aumentado su alegría. Y se alegran ellos en tu presencia como cuando recogen la cosecha, como cuando reparten el botín. Ciertamente tú has quebrado, como en la derrota de Madián, el yugo que los oprimía, la barra que pesaba sobre sus hombros,  el bastón de mando que los subyugaba. Todas las botas guerreras que resonaron en la batalla, y toda la ropa teñida en sangre serán arrojadas al fuego, serán consumidas por las llamas. Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos *nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de *paz. Se extenderán su soberanía y su paz, y no tendrán fin.  Isaías 9:1-7.

El predicador utiliza este texto para mostrarnos cómo Dios da esta promesa a un pueblo que estaba lejos de Èl y cuya esperanza se apagaba lentamente, un pueblo que se estaba pervirtiendo en la brujería y la adivinación… con todo y eso… Dios enciende la luz de esperanza al anunciar la llegada del Mesías, su promesa afirmaba nuevamente su amor por su pueblo y les confirma: “Yo estoy con ustedes”.

Estimado lector, no importa porqué situación estés pasando, e incluso si has pecado como lo hizo el pueblo de Israel, sólo ten presente que Dios está contigo y espera que le escuches a Él antes que busques una receta en otra persona o táctica humana, Dios sólo te pide que le creas . Así es el mensaje de este podcast conforme lo dice Isaías: Dios está con nosotros.y “El pueblo que andaba en la oscuridad ha visto una gran luz; sobre los que vivían en densas tinieblas la luz ha resplandecido”.

No importa cómo estés acabando el año, siempre ten presente la dirección de Dios antes que cualquier cosa… y no dejes que la oscuridad y el frío del mundo apaguen la esperanza que Jesus ha encendido en nuestros corazones, hoy Dios nos dice: No temas, yo estoy contigo!

La sabiduría y la familia saludable

Con sabiduría se construye la casa;
con inteligencia se echan los cimientos.
Con buen juicio se llenan sus cuartos
de bellos y extraordinarios tesoros

Prov. 24:3-4

Predicador: Mauricio Borrero

La familia es tal vez la institución divina más atacada por diferentes actores de la sociedad; el hombre ha querido manejar el matrimonio lejos de Dios y como todo lo que se quiere manejar lejos de Él, solamente termina en fracaso. Es desolador y sin esperanza el panorama que se observa en la construcción de una familia bajo los preceptos de estos tiempos. Igual que una persona a tientas en la oscuridad,  son muchos los que han pretendido manejar el matrimonio bajo argumentos relativistas, egoístas, hedonistas y de manera escéptica. Así lo explica el predicador en este episodio, ilustrando en esta misma línea el resultado de una generación sin autoridad ni límites, obsesionada por la acumulación, donde cada cónyuge maneja su tiempo, su dinero, sus amigos y hasta su propia sexualidad aparte de la pareja… hijos criados por abuelas, niñeras y jardines escolares.

Con todo y esto, aunque no haya esperanza en los valores sociales, ni en las familias de hoy, tenemos pues en Cristo Jesus la certeza de que es posible construir una familia saludable, un matrimonio conforme al diseño divino de la creación: bendecido y que glorifique a Dios. para ello el predicador propone 3 pautas tomadas del texto base que expone en este podcast (Prov. 24:3-4):

  • Con sabiduría se construye la Casa (Pida sabiduría a Dios)
  • Con inteligencia se echan los cimientos (simiente su hogar en la palabra de Dios)
  • Con buen Juicio se llenan las habitaciones de bellos y hermosos tesoros (Trabaje de manera ardua y constante por lo que desea en su hogar, sea disciplinado )
Si haces de Jesus el señor de tu casa, y estas atento a sus instrucciones y no a las de este mundo, entonces vivirás tu familia conforme fue el diseño de Dios, estarás tranquilo porque sabrás que tu familia es saludable y podrás compartir a otros la esperanza que el mundo oculta a quienes desconocen la verdad y sueñan con alcanzarla.