El plan restaurador de Dios

Predicador: Jonathan Calle
Fecha: Enero 17 de 2016

 

La gloria futura

18 De hecho, considero que en nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros. 19 La creación aguarda con ansiedad la revelación de los hijos de Dios,20 porque fue sometida a la frustración. Esto no sucedió por su propia voluntad, sino por la del que así lo dispuso. Pero queda la firme esperanza 21 de que la creación misma ha de ser liberada de la corrupción que la esclaviza, para así alcanzar la gloriosa libertad de los hijos de Dios.

22 Sabemos que toda la creación todavía gime a una, como si tuviera dolores de parto. 23 Y no sólo ella, sino también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente, mientras aguardamos nuestra adopción como hijos, es decir, la redención de nuestro cuerpo. 24 Porque en esa esperanza fuimos salvados. Pero la esperanza que se ve, ya no es esperanza. ¿Quién espera lo que ya tiene? 25 Pero si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia.

26 Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras. 27 Y Dios, que examina los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los creyentes conforme a la voluntad de Dios.

Más que vencedores

28 Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. 29 Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 A los que predestinó, también los llamó; a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó.

¿Cómo cierras el año?

Predicador: Carlos Mendivelso
Fecha: Diciembre 27 del 2015

 

 

1 Pedro 5:6-11Nueva Versión Internacional (NVI)

Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.

Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos.

10 Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables. 11 A él sea el poder por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

El gran Restaurador

Predicador: Ronald Orozco

Fecha: 2 de Noviembre

2 Corintios 5: 16-21

Estaríamos dispuestos a restaurar la bicicleta le regalamos a nuestro amigo y no valoro para regresársela  y que la disfrute?

En los siguientes puntos puntos vamos a ver como el ser humano fue creado para vivir en relación con Dios, con el prójimo y con la naturaleza y como se desarrolla esta relación.

1. La creación
2. La caída
3. La redención
4. La restauración

Esdras: Dios levanta siervos para la reconstrucción

Predicador: Carlos Mendivelso

Fecha: 13 de julio

 

Cuando Jesús viene a casa: el amor del perdonado

Predicador: Ronald Orozco

Por esto te digo: si ella ha amado mucho, es que sus muchos pecados le han sido perdonados. Pero a quien poco se le perdona, poco ama. (Lucas 7.47)

El mensaje de hoy nos lleva a una reunión en una casa, al seno de un hogar al que llegó Jesús para confrontarnos sobre las bases de nuestro amor por él. Entre los muchos personajes de este relato, además de Jesús mismo, resaltan dos. Simón, el dueño de la casa, y una mujer anónima, considerada pecadora y que pese a no ser invitada entró en la casa en una acto de osadía y amor por Jesús, su salvador.

Cuando Jesús llega a casa nos confronta con la dura realidad de ser deudores de una deuda que no podemos pagar. Y cuando nos muestra que solo su amor paga la deuda nos confronta con la dura interrogante: ¿Cuánto amas a Jesús?

¡Sígueme!

Predicación domingo

Fecha: 07 de octubre.

Predicador: Carlos Mendivelso.

Pasaje: Juan 21:1-19.

¡Sígueme!

Este es un mensaje de aliento y restauración, para los que al igual que a ese grupo de discípulos que salieron a pescar, están abatidos o decepcionados. Este mensaje nos recuerda el amor y la disposición de Jesús para restaurar al arrepentido e invitarlo a seguirlo una vez más, sin importar el tamaño de la falla.