Injusticia Sabiduría y paciencia de Dios

Si quieres apoyar nuestra obra puedes hacer tus donaciones aquí donacion

Predicador: Carlos Mendivelso

Fecha: Octubre 16 de 2016

Serie – En búsqueda de sentido: Consejos sabios del predicador

sentido-de-la-vida

Si quieres apoyar nuestra obra puedes hacer tus donaciones aquí donacion

Predicador: Carlos Mendivelso

Fecha: Octubre 09 de 2016

Venimos a Adorarle

Predicador: Carlos Mendivelso

 Después de que Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes, llegaron a Jerusalén unos sabios procedentes del Oriente.—¿Dónde está el que ha nacido rey de los judíos? —preguntaron—. Vimos levantarse[b] su estrella y hemos venido a adorarlo.Cuando lo oyó el rey Herodes, se turbó, y toda Jerusalén con él. Así que convocó de entre el pueblo a todos los jefes de los sacerdotes y *maestros de la ley, y les preguntó dónde había de nacer el *Cristo. —En Belén de Judea —le respondieron—, porque esto es lo que ha escrito el profeta: »“Pero tú, Belén, en la tierra de Judá,    de ninguna manera eres la menor entre los principales de Judá; porque de ti saldrá un príncipe que será el pastor de mi pueblo Israel.” Luego Herodes llamó en secreto a los sabios y se enteró por ellos del tiempo exacto en que había aparecido la estrella. Los envió a Belén y les dijo: —Vayan e infórmense bien de ese niño y, tan pronto como lo encuentren, avísenme para que yo también vaya y lo adore. Después de oír al rey, siguieron su camino, y sucedió que la estrella que habían visto levantarse iba delante de ellos hasta que se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. 10 Al ver la estrella, se llenaron de alegría. 11 Cuando llegaron a la casa, vieron al niño con María, su madre; y postrándose lo adoraron. Abrieron sus cofres y le presentaron como regalos oro, incienso y mirra. 12 Entonces, advertidos en sueños de que no volvieran a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.
Mateo 2: 1-12 NVI

Pero tú, permanece firme en lo que has aprendido

Predicador: Carlos Mendivelso

“Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, *blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios. Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas!…Pero tú, permanece firme en lo que has aprendido y de lo cual estás convencido, pues sabes de quiénes lo aprendiste. 15 Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús”                                      2 Timoteo 3:1-5, 14-15 NVI

En los primeros versos del capítulo 3 de la segunda carta a Timoteo, Pablo advierte  de los peligros de esta generación.

El predicador de este sermón los resume en 4 tipos de amor:

  1. Egoístas – Amadores de sí mismos
  2. Avaros – Amantes  al dinero
  3. Amantes del placer
  4. Quienes tienen más amor al deleite que a Dios.

Este tipo de personas son insensatas como las describe Pablo, y las contrasta con Timoteo cuando le dice : Pero tú… persiste en lo que has aprendido… ¿Cuál es el lugar de las Escrituras en la vida de Timoteo? ¿Cuál es el lugar de la Escritura en tu vida?… Pablo menciona una palabra escasa en nuestra vida cotidiana “persiste” persistir no es común cuando el afán es algo de todos los días en nuestra cultura; dinero rápido, fe instantánea, tu banco a un clic, etc, y hoy nos advierte Pablo al igual que a Timoteo: PERSISTE, en las escrituras.

También describe 3 factores por enfrentar, que son como nadar en “contra de la corriente” cuando se trata de estudiar las escrituras:

  1.  La cultura,  una cultura que no lee.
  2. No tenemos herencia espiritual… apenas  la gran mayoría somos la primera generación de cristianos
  3. La mala interpretación de la Escritura… bajo la premisa de tomar textos aislados o interpretados fuera de un contexto.

¿Cual es tu anhelo para que el Señor haga en tu vida en estos 40 días de la Palabra?

La sabiduría y la familia saludable

Con sabiduría se construye la casa;
con inteligencia se echan los cimientos.
Con buen juicio se llenan sus cuartos
de bellos y extraordinarios tesoros

Prov. 24:3-4

Predicador: Mauricio Borrero

La familia es tal vez la institución divina más atacada por diferentes actores de la sociedad; el hombre ha querido manejar el matrimonio lejos de Dios y como todo lo que se quiere manejar lejos de Él, solamente termina en fracaso. Es desolador y sin esperanza el panorama que se observa en la construcción de una familia bajo los preceptos de estos tiempos. Igual que una persona a tientas en la oscuridad,  son muchos los que han pretendido manejar el matrimonio bajo argumentos relativistas, egoístas, hedonistas y de manera escéptica. Así lo explica el predicador en este episodio, ilustrando en esta misma línea el resultado de una generación sin autoridad ni límites, obsesionada por la acumulación, donde cada cónyuge maneja su tiempo, su dinero, sus amigos y hasta su propia sexualidad aparte de la pareja… hijos criados por abuelas, niñeras y jardines escolares.

Con todo y esto, aunque no haya esperanza en los valores sociales, ni en las familias de hoy, tenemos pues en Cristo Jesus la certeza de que es posible construir una familia saludable, un matrimonio conforme al diseño divino de la creación: bendecido y que glorifique a Dios. para ello el predicador propone 3 pautas tomadas del texto base que expone en este podcast (Prov. 24:3-4):

  • Con sabiduría se construye la Casa (Pida sabiduría a Dios)
  • Con inteligencia se echan los cimientos (simiente su hogar en la palabra de Dios)
  • Con buen Juicio se llenan las habitaciones de bellos y hermosos tesoros (Trabaje de manera ardua y constante por lo que desea en su hogar, sea disciplinado )
Si haces de Jesus el señor de tu casa, y estas atento a sus instrucciones y no a las de este mundo, entonces vivirás tu familia conforme fue el diseño de Dios, estarás tranquilo porque sabrás que tu familia es saludable y podrás compartir a otros la esperanza que el mundo oculta a quienes desconocen la verdad y sueñan con alcanzarla.

La sabiduría en la restauración de las relaciones

Predicador: Cesar Villanueva

El que cubre la falta busca amistad;
Mas el que la divulga, aparta al amigo.

Proverbios 17:9

A menudo observamos el mundo, las personas y nuestro entorno de acuerdo a nuestros prejuicios (o mapas mentales) y nuestras experiencias aprendidas de la infancia en lugar de hacerlo a través de la Palabra de Dios; en este episodio, el sicólogo y predicador César Villanueva nos habla sobre la sabiduría en la restauración de las relaciones, y nos muestra que aunque estemos en un mundo cambiante, donde es más fácil cambiar  algo que restaurarlo , no debe ser así con las personas ni en la forma de relacionarnos. Finalmente nos invita a vivir un relación sana con estas simples pero poderosas pautas bíblicas:

  • Cubrir la falta: (Prov. 17:9), se entiende por cubrir, la capacidad de perdonar; la de aquel capaz de proteger al otro y su relación por un corazón perdonador nutrido de la palabra de Dios, y es así como aprendemos a valorar al otro por lo que verdaderamente es y no por lo que nos hizo. (Tal vez el perdón no pueda cambiar tu pasado, pero sí puede cambiar tu futuro.)
  • Reclamar: (Prov.  27:5-6), reclamar el amor verdadero, como quien defiende lo que ama, en muchas relaciones no hay reclamos sinceros, por que existe temor, miedo y ello genera una falsa sensación de bienestar que disfraza el dolor de hipocresía. Dios nos quiere ayudar a descansar en la gracia de amor verdadero y como tal lo reclama.
  • No esconder el dolor: (Prov. 10:18), cuando hablamos de “odio” nos referimos a la posibilidad de ser herido, y ello es inevitable cuando amamos y/o estamos en una relación, aunque no podamos evitar que nos ofendan, es nuestra decisión que hacer con ello, y el camino equivocado es guardarlo en el corazón. Cuando te ofendan, reclama, porque esconder el dolor te llevará a una mentira.
  • Ser prudentes: (Prov. 11:12-13). No menosprecies a tu prójimo aunque a tu juicio esté equivocado, más bien como nos invita la Palabra, pronto para oír tardo para airarse, lograr una actitud pacificadora; la prudencia protege la relación antes de hacer Juicio y proferir palabra, la prudencia te ayuda a construir. ¡Que no tengan que pasar muchos años antes de aprender a ser prudentes!.
  • Tener misericordia (Prov. 25:21-22). Incluso quienes menos lo merecen (según la ofensa y el dolor que tenemos), necesitan de amor y de un amigo, tienen hambre de un abrazo y sed de una palabra de afecto, es pues la invitación de “sustentar” al que nos aborrece y vencer el mal haciendo el bien, esta es la batalla del corazón.

Y es de esta manera como Dios cubrió nuestros pecados, nos ha reclamado aquel primer amor olvidado, no ha encubierto el dolor del sacrificio de su hijo amado por nosotros, ha sido prudente para encontrar nuestro pecado y nos ha abierto sus brazos de misericordia a fin de restaurar su relación con nosotros. Seamos pues imitadores de su gran amor restaurador.

En este enlace encontrarás la diapositiva con los versículos mencionados:
Sabiduría en la restauración de las relaciones

No olvides comentar, compartir y/o calificar en iTunes,Facebook, twitter. Haz clic Aqui para dejar tu comentario.

Emparentarnos con la Sabiduría

Predicador: Raúl Rodríguez.

 Hijo mío, escucha las correcciones de tu padre y no abandones las enseñanzas de tu madre. Adornarán tu cabeza como una diadema; adornarán tu cuello como un collar.

Proverbios 1:8-9

 En este episodio, el predicador inicia con la pregunta de ¿qué es sabiduría?, y responde de manera simple: “sabiduría es, saber vivir, actuar, hacer y hablar en cada plano de nuestra vida, bajo la premisa del temor a Dios” , luego ilustra mediante ejemplos cómo en nuestra generación, el acceso a la información y las comunicaciones abarrotan de manera exagerada las mentes de las personas, y a pesar de ello, no encontramos sabiduría, por el contrario pareciera que entre más amigos en las redes sociales, y más información tenemos, más “extraviados” estamos de alcanzar la sabiduría de Dios.

 De manera lenta y sigilosa, la distracción de este mundo pareciera que se está llevando nuestra identidad. ¡¿Qué nos ha pasado?!, ya no hay padres que enseñen a sus hijos cómo tratar a una dama, ni hijos que quieran ser como sus padres (porque la identidad la da el grupo de amigos y su aceptación), ya las jovencitas juegan a ser madres con niños de verdad (fuera de casa encontró la palabra de Amor que su padre nunca le dijo); es una época donde escasea la instrucción, vivimos como huérfanos de la dirección de un padre y su enseñanza.

 Es necesario traer la voz de Dios a casa, si los jóvenes de esta generación crecen en ambientes donde papá y mamá hablan, afirman y valoran, entonces tendrán identidad, y esto marca la diferencia cuando hay que tomar una decisión (Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará. Prov. 22:6), los amigos deberían ser como los que describía el salmista (Soy amigo de todos los que te honran, 
de todos los que observan tus preceptos. Salmo 119:6-3)

 No queremos que el nombre de nuestra ciudad sea descrito como en el libro de Oseas  (Galaad es una ciudad de malhechores;  sus pisadas dejan huellas de sangre. Oseas 6:8), y para ello es necesario “emparentarnos” en casa con la palabra de Dios; y así como hay regocijo en la visita de un pariente amado,  hay que celebrar y propiciar el encuentro familiar con la palabra de Dios, proclamar el temor de Dios, aborrecer el mal y ser testigos de lo que Dios quiere hacer para esta sociedad. Sólo con temor a Dios, sólo con cada vida entregada a Él, ésta ciudad tendrá un futuro mejor.

Puedes ver la publicación original, comentarla y compartirla haciendo clic aqu

La amistad y la sabiduría

Predicador: Mauricio Borrero

En todo tiempo ama el amigo; para ayudar en la adversidad nació el hermano. Prov. 17:17

 La amistad no es algo que Dios ordene de manera estricta, sin embargo tenemos por segundo mandamiento el de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, y ello incluye a quienes no queremos amar (a nuestros enemigos por ejemplo) y es este amor, el fundamento de una verdadera amistad.

Aunque no fuimos creados para hacer amigos, es la amistad en si misma un pilar que sirve de plataforma para llevar a cabo la tarea que Dios nos ha encomendado. Que triste y contradictorio es tener un numero muy grande de “amigos” y cargar con un sentimiento de soledad por la ausencia de un verdadero amigo con quien intimar.

 En este episodio, el predicador señala desde proverbios cómo es el tipo de amistad que Dios espera que tengamos y cómo se define un amigo a la luz de proverbios; y para ello menciona 3 aspectos fundamentales:

  •  ¿Como es el carácter del amigo anhelado? el amigo anhelado es aquel todos quisiéramos tener: Quien encubre la falta y nos da su perdón (Prov. 17:9), es quien siempre ama (prov. 17:17), es aquel que siempre se muestra como amigo (Prov. 18:24) y es aquel que se atreve a corregirnos cuando estamos equivocados (Prov. 27:5-6). Podría decirse que el amigo anhelado es aquel que nos acerca a Dios.
  • ¿Cuales son los amigos que no deseamos? Aquellos que nos alejan de Dios, su propósito y la iglesia (Santiago. 4:4), hay que ser sabios para distinguirlos pues, se camuflan en nuestros círculos sociales, como amigos de “buenas intenciones” (compadres, parceros, chabacanes, colegas, camaradas), con invitaciones y argumentos ajenos al propósito de Dios, son condescendientes con el pecado y amantes de los placeres, bastante influyentes con “ideas nuevas” de libertad sobre un dios permisivo con el pecado.
  •  ¿Como es nuestro amigo amado? Bien lo dijo Jesus, Nadie tiene amor más grande que el dar la *vida por sus amigos”. (Juan 15:13), es pues el verdadero amigo aquel que da la vida por el otro como lo hizo Cristo por la humanidad. El amigo amado es aquel que cumple con las expectativas del otro (Juan 15:14), aquel que conoce mi vida y con quien puedo intimar sin secretos, así como le dijo Jesus a sus discípulos “los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes” (Juan 15:15b).

¿Eres reconocido por ser un buen amigo?, ¿Tienes un amigo anhelado?, oramos a Dios por ti y tus amigos, si te has sentido solo recuerda que Jesus es nuestro amigo anhelado y si quieres un amigo, recuerda mostrarte como tal.

Comparte este mensaje con tu facebook/Twitter, reenvíalo por mail o simplemente déjanos tu comentario haciendo clic aquí

 

Pobreza y riqueza en el libro de proverbios

“Sobre toda cosa guardada, Guarda tu corazón; Porque de él mana la vida” Proverbios 4:23

En los textos mencionados en este podcast, el predicador nos muestra el poder corruptor de la pobreza y de la riqueza,  explica que un corazón puede corromperse con y sin dinero, y sustenta que el mayor de los males es el amor al mismo, aclarando que no es el dinero como tal una enfermedad corruptora, pero el llegar a amarlo sí, por ello como dice proverbios: Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón; porque de él mana la vida.

En este episodio, se exponen las causas de la pobreza y de la riqueza según proverbios.

Causas de la pobreza: negligencia, pereza, afán, inmisericordia,  injusticia, ambición, no escuchar concejo.

Causas de la riqueza: diligencia, tener misericordia, dar de lo que Dios ha dado, administración sabia y responsable, ser Justo.

En resumen, el temor de Dios nos protege frente a la corrupción y el poder corruptor de la pobreza y de la riqueza; siempre y cuando entreguemos a la cobertura de Dios estas 4 cosas:

  1. No se trata de preguntarnos con qué “voy a comer”, o con qué
    “voy hacer realidad mi sueño”, sino con quien (Dios)
  2. No se trata de cuanto “necesito para hacer realidad mi sueño” o cuanto “es suficiente para ser feliz”,  sino de para qué (para el propósito de Dios).
  3. No se trata de lo que puedo hacer con lo que Dios me ha dado (talentos, bienes, riquezas, amigos) sino de lo que tengo que hacer (para cumplir su voluntad).
  4. No se trata de lo que a “mí me gusta”, sino de lo que le  gusta a Él.

Dios nos dará los recursos necesarios, las  riquezas que hagan falta a fin de hacer su voluntad, para cumplir su propósito,  y nos ordena hacerlo conforme a sus instrucciones y no a nuestro criterio.

En este vinculo encontrarás las dispositivas que se usaron para ilustrar el mensaje: Presentación Pobreza y Riqueza en Prov

“Pedimos a Dios que este mensaje ministre tu vida y puedas compartirlo con los tuyos, estás sólo a un clic  de hacerlo: visita http://predicasdelredil.org/?p=53   y compártelo en tu facebook, twitter reenvíalo por correo”

La sabiduría y la Justicia

No niegues un favor a quien te lo pida, si en tu mano está el otorgarlo. Nunca digas a tu prójimo: «Vuelve más tarde; te ayudaré mañana», si hoy tienes con qué ayudarlo. No urdas el mal contra tu prójimo, contra el que ha puesto en ti su confianza. No entres en pleito con nadie que no te haya hecho ningún daño. No envidies a los violentos, ni optes por andar en sus caminos. Porque el Señor aborrece al perverso, pero al íntegro le brinda su amistad.  Proverbios 3:27-32 NVI

Para quienes hemos leído proverbios, entendemos que en este libro no sólo se habla de llevar una vida buena o de apartarse del mal, sino de tener un trato justo, especialmente con los más necesitados, sin embargo en otras culturas como Egipto y la antigua Mesopotamia, encontramos libros y manuales de sabiduría con mensajes muy similares a los de proverbios, con la  diferencia  que proverbios no centra su mensaje en un manual paso a paso sobre cómo alcanzar el éxito, por el contrario nos invita al temor del Señor a fin de alcanzar sabiduría que es el verdadero tesoro que está mas allá de cualquier cosa que se pudiera desear.

Finalmente el predicador en este podcast nos invita a reflexionar sobre las decisiones que tomamos cada día, nuestra manera de hablar, actuar y percibir este mundo, evaluemos si se hace bajo el mensaje de proverbios: con el temor de Dios y no como se nos ha enseñado en nuestra cultura (paisa) “donde el vivo vive del bobo” y el “pez gordo se come al pequeño”.