Serie de Efesios: Fe y Vocación

Predicador: Carlos Mendivelso

Efesios 6: 5-10

Serie 1 y 2 Tesalonicenses: La perseverancia

Predicador: Jonathan Calleserie sermones tesalonisenses
Fecha: Noviembre 7  del  2015

 

 

 

 

 

 

2 Tesalonicenses 2: 13-17 Nueva Versión Internacional (NVI)

Exhortación a la perseverancia

13 Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad. 14 Para esto Dios los llamó por nuestro evangelio, a fin de que tengan parte en la gloria de nuestro Señor Jesucristo. 15 Así que, hermanos, sigan firmes y manténganse fieles a las enseñanzas que, oralmente o por carta, les hemos transmitido.

16 Que nuestro Señor Jesucristo mismo y Dios nuestro Padre, que nos amó y por su gracia nos dio consuelo eterno y una buena esperanza, 17 los anime y les fortalezca el corazón, para que tanto en palabra como en obra hagan todo lo que sea bueno.

 

 

Serie 1 y 2 Tesalonicenses: El trabajo

Predicador: Carlos Mendivelsoserie sermones tesalonisenses
Fecha: Noviembre 1  del  2015

 

 

 

 

 

 

 

2 Tesalonicenses 3:6-16 Nueva Versión Internacional (NVI)

Hermanos, en el nombre del Señor Jesucristo les ordenamos que se aparten de todo hermano que esté viviendo como un vago y no según las enseñanzas recibidas de nosotros. Ustedes mismos saben cómo deben seguir nuestro ejemplo. Nosotros no vivimos como ociosos entre ustedes, ni comimos el pan de nadie sin pagarlo. Al contrario, día y noche trabajamos arduamente y sin descanso para no ser una carga a ninguno de ustedes. Y lo hicimos así, no porque no tuviéramos derecho a tal ayuda, sino para darles buen ejemplo. 10 Porque incluso cuando estábamos con ustedes, les ordenamos: «El que no quiera trabajar, que tampoco coma.»

11 Nos hemos enterado de que entre ustedes hay algunos que andan de vagos, sin trabajar en nada, y que sólo se ocupan de lo que no les importa. 12 A tales personas les ordenamos y exhortamos en el Señor Jesucristo que tranquilamente se pongan a trabajar para ganarse la vida. 13 Ustedes, hermanos, no se cansen de hacer el bien.

14 Si alguno no obedece las instrucciones que les damos en esta carta, denúncienlo públicamente y no se relacionen con él, para que se avergüence. 15 Sin embargo, no lo tengan por enemigo, sino amonéstenlo como a hermano.

Saludos finales

16 Que el Señor de paz les conceda su paz siempre y en todas las circunstancias. El Señor sea con todos ustedes.

Una mujer virtuosa

Fecha: 11 de mayo

Predicador: Ronald Orozco, Jonathan Calle, Carlos Mendivelso

Mujer hacendosa, ¿quién la hallará? Su valor supera en mucho al de las joyas normal; En ella confía el corazón de su marido, y no carecerá de ganancias. Ella le trae bien y no mal todos los días de su vida… Ella vigila la marcha de su casa, y no come el pan de la ociosidad. Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada, también su marido, y la alaba diciendo:Muchas mujeres han obrado con nobleza, pero tú las superas a todas. Engañosa es la gracia y vana la belleza, pero la mujer que teme al Señor, ésa será alabada (proverbios 31).

 

 

Marta y María

Predicador: Carlos Mendivelso

Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. (Luc 10:38-42)

El mensaje de hoy es muy pertinente puesto que nos habla de afán, de prioridades y de perspectivas. A través de la historia de estas dos mujeres y su encuentro con Jesús y sus discípulos se nos recuerda que:

  1. Jesús siempre es la mejor parte, y esto no es hacer o actividades, es disfrutar su presencia.
  2. Para tomar la mejor parte hay que elegir, decidir pasar tiempo con Jesús.
  3. Al igual que con María, Jesús nos extraña, tiene un anhelo de nosotros, valora nuestro esfuerzo y duro trabajo, pero siempre nos recuerda lo que es verdaderamente importante.

Un vistazo bíblico a la vocación y al trabajo

Predicador: Milton Acosta.

Mucha gente considera que el trabajo es un castigo, una maldición, pero la realidad es que el trabajo fue una responsabilidad que Dios dio al hombre antes de la caída. El trabajo fue el medio que Dios decidió que el hombre usase para sustento y desarrollo, como forma de ganarse la vida, y en última instancia como medio de glorificarle y dignificar su condición.

Hoy la predicación nos muestra varios aspectos relacionados con la vocación y el trabajo que se ven a lo largo del libro de Deuteronomio. Estos aspectos son:

  1. El trabajo y la familia. La forma como Dios, a través de la familia nos presenta un modelo para el desarrollo de vocaciones que glorifiquen a Dios.
  2. El trabajo y el descanso. Algunas pautas para desarrollar una vida con equilibrio entre estos dos factores.
  3. El trabajo y las bendiciones colectivas. El trabajo no es solamente para el beneficio individual, tiene una dimensión social y colectiva en la que también glorificamos a Dios.
  4. El culto y el trabajo. Las ofrendas, y las fiestas comunitarias en el Antiguo Testamento nos muestran que el trabajo también es un medio para bendecir a otros y participar en la adoración y celebración de las bendiciones de Dios.

Donde está el tesoro está el corazón

Predicador: Carlos Mendivelso

Hay un tema que afecta profundamente al hombre, que es causa de grandes conflictos en él, que éste evita mencionar en lo posible. Nos referimos al tema de las riquezas, su manejo y las luchas que genera tener o no tener dinero.

En la Biblia este es un tema que se menciona de forma muy amplia, porque como dijo el mismo Jesús en el pasaje que se estudiará hoy:

Pues donde tengan ustedes su tesoro, allí estará también su corazón.

Hoy veremos a través de las enseñanzas de Jesús, dos actitudes hacia las riquezas:

  • La del que tiene y pone su corazón en ellas.
  • La del que no tiene y pone su corazón en su ausencia.

Estas dos actitudes, tal como lo muestra Jesús, revelan que el problema no es la riqueza en sí, sino la forma como se anhelan, acumulan y usan.